Volver
Agua para Consumo Humano

AGUA PARA CONSUMO HUMANO

 

1. INTRODUCCIÓN

2. POTABILIZACIÓN

3. GESTION DE AGUA

4. CUIDADO DE CUENCAS

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. INTRODUCCIÓN

El agua de consumo humano en la Amazonia por el momento se puede catalogar de recurso natural renovable y abundante; pero esa connotación puede cambiar ostensiblemente en el mediano plazo por los procesos productivos y extractivos que inciden en el ciclo hídrico, al continuar con la dinámica de deforestación en la Amazonia, al generarse impacto sobre en el ciclo hidrológico, con ello se limita a las actuales y futuras generaciones de su contemplación, uso y manejo a libre albedrio

Para junio del 2003 se había deforestado 25.000 km2 en la Amazonia brasilera, entre el 2001 y 2002 se incremento en un 40 %, (Aragón, 2005)

La noción se ser un recurso ilimitado el agua en la Gran Amazonia, conlleva a ser valorado en su uso y manejo de manera arbitraria. Por lo que la contaminación de los recursos hidrobiológicos amenaza el patrimonio natural, sociocultural y económico de ese espacio amazónico. Al volverse el agua un bien escaso esencial para vida y los ciclos de materia y energía en los ecosistemas amazónicos, puede ser objeto de apropiación indebida incitando a conflictos transfronterizos e impulsar la Hidropirateria; fenómeno de un nuevo escenario de apropiación injusto de recursos naturales entre los países del centro y los periféricos. El adecuado manejo y uso del recurso hídrico, es uno de los aspectos fundamentales para el logro del Desarrollo Humano Sostenible Amazónico.

 

2. POTABILIZACIÓN

El acceso a una fuente de agua potable es básico para la vida humana. La energía es clave para el desarrollo de los pueblos, sobre todo amazónico, Agua y energía: aspectos fundamentales de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por la ONU.

La escasez de recursos y la falta de inversiones en redes de agua potable y alcantarillado obligan a la población al consumo de agua de mala calidad y la expone a un sin número de enfermedades que ocasionan la muerte de miles de niños.

Solo en el 2005, en la provincia de Maynas, la mala calidad de agua provocó la muerte del 7% de los niños menores de cinco años, por infecciones intestinales y parasitosis. Además, la incidencia de enfermedades diarreicas entre la población infantil, provocada en su totalidad por el consumo de agua contaminada es la más alta del Perú, superando el 45% (BUSF, 2005).

El consumo doméstico en el Perú representa el 7% de la extracción de agua. El sector de abastecimiento de agua y saneamientoen Perúha logrado avances considerables en las últimas dos décadas, que incluyen el aumento del acceso al agua del 30% al 62% entre 1980 y 2004. El acceso a saneamiento también aumentó del 9% al 30% desde 1985 hasta 2004. También se ha logrado un progreso en la desinfección del agua potabley del tratamiento de aguas residuales.

A pesar de estos avances, los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento en el Perú se caracterizan por una baja cobertura y calidad de servicio, así como por la precaria situación financiera de sus proveedores. Esto, junto con la falta de incentivos para mejorar el manejo del sector, ha reducido las inversiones a un nivel mínimo, que está afectando a la sostenibilidad del sector (Douglas, 2008).

 

3. GESTIÓN DE AGUA

Las experiencias internacionales en la temática de gestión de aguas, de cuencas y del ambiente indican una clara tendencia a reforzar las capacidades de gobernabilidad sobre territorios delimitados por razones naturales. El territorio de una cuenca es considerado, por varios motivos, como el más apropiado para este cometido. A nivel Internacional hay ya disponible una vasta red de información, referencias y caso exitosos de gestión por cuencas con diferentes propósitos. Las experiencias internacionales son referencias útiles pero en cada país se deberá establecer su viabilidad y forma de aplicación.

El enfoque de gestión por cuencas se inició con la necesidad de gestionar el agua, en particular el uso múltiple de la misma y en controlar el efecto de los fenómenos hidrológicos extremos. Las cuencas inicialmente se tomaron como áreas de grandes inversiones en obras hidráulicas dirigidas a aumentar la oferta de agua, energía, navegabilidad y otros. Actualmente, en esta línea, los enfoques en boga son los de la Gestión Integrada de Recursos Hídricos.

Paralelo a las corrientes de gestión de agua por cuencas se ha ido desarrollando y aplicando también enfoques de Manejo de cuencas o Manejo Integrado de cuencas. El manejo de cuencas es un tema que fue asociado inicialmente a controlar la captación del agua de una cuenca, luego a la protección y conservación de sus recursos y por último al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

 

4. CUIDADO DE CUENCAS

Cuidar el agua en el Perú no es una opción, es una obligación.  Debido a factores fuera de nuestro control como el calentamiento global, la disponibilidad de agua para los diferentes usos del hombre y para la naturaleza –porque la naturaleza también necesita del agua para preservar los ecosistemas- está reduciéndose. 

Eso implica que debemos darle un uso racional, reduciendo el desperdicio al mínimo y no contaminando las fuentes de agua.  Para lograrlo es necesaria la participación de todos, en particular de las autoridades (el gobierno) a fin de diseñar y ejecutar políticas públicas destinadas a lograr estos objetivos, y también de los partidos políticos y sus representantes (los políticos) para que esta discusión y sus propuestas estén orientadas a preservar el agua, y esté presente en la discusión de los temas nacionales, y puedan ser debatidos para buscar soluciones concretas y rápidas. 

Cada peruano pueda hacer algo al respecto también, cambiando sus hábitos de consumo del agua hacia prácticas más ahorrativas, pero esto no va a ser suficiente si no está acompañado de políticas públicas desde el gobierno a fin que como país tomemos conciencia del problema y empecemos a tomar decisiones para reducir el desperdicio y la contaminación. (Ausejo, 2008).

Foto: Punto de Captación de Agua, para abastecer la ciudad de Iquitos