Volver
Ciclo del Agua

CICLO DEL AGUA AMAZONICO

 

1. FORMACION

2. IMPORTANCIA

 

1. Formacíon

Es importante saber que el agua en la Amazonía tiene un ciclo complejo y que ese ciclo está regulado por toda una diversidad de ecosistemas naturales, del cual el 90% está relacionado directamente a la existencia de esa cobertura boscosa impresionante (si nos concentramos vamos a darnos con la sorpresa de que en nuestros bosques podemos identificar más de 200 tonalidades de verde), lo que todos conocemos como la selva alta y baja (Tang, 2006).

El agua es uno de los recursos fundamentales para la vida en la tierra, siendo el componente básico de los ciclos ecológicos.

El desproporcional crecimiento de las actividades humanas, acompañado por el explosión demográfica poblacional, por el consumo y la producción de bienes, sumado a la contaminación generada, ha comprometido la disponibilidad de ese recurso.

El agua dulce es considerada un recurso renovable, su formación y renovación está regida por el ciclo hidrológico y las condiciones fisiográficas, que a su vez distribuye el agua de forma irregular en toda la superficie terrestre.

 

Fuente: ANA, 2010

Figura 1: El Ciclo Hidrológico

El agua es distribuida irregularmente en toda la Tierra, debido a los diversos factores físicos que influyen en esa distribución. El patrón de precipitaciones en todo el mundo es causado por la circulación de la atmósfera que distribuye la humedad y la energía (UNESCO, 1997).

La mayor abundancia de lluvias se presenta en las regiones intertropicales y templadas de la Tierra.

Las reservas de agua en el mundo poseen la siguiente distribución: 97,2 % del total de agua pertenecen a los océanos, seguidos por los glaciares (2,14 %). El agua subterránea corresponde a 0,61 % de ese total, las aguas superficiales 0,009%; la humedad del suelo (0,005%) y el agua de la atmósfera 0,001 %. El agua subterránea corresponde a 98% del agua potable disponible en la tierra (Fetter, 1994).

Los procesos principales del ciclo hidrológico son la evaporación/condensación, evapotranspiración, precipitación y escorrentía superficial.

La Evaporación: Es el proceso físico del pasaje del agua del estado líquido al gaseoso, ocurre continuamente, continúa hasta que el aire se satura de humedad medida en humedad absoluta (masa de aire en número de gramos de agua por metro cúbico del aire). El valor máximo de humedad del aire, a una cierta temperatura, alcanza la humedad de saturación que es directamente proporcional a la temperatura del aire.

La humedad relativa para una masa de aire se define como la razón porcentual de la humedad absoluta por la humedad de saturación, por la temperatura de la masa de aire (Fetter, 1994).

La Condensación: Ocurre cuando la masa de aire no consigue soportar más su humedad, la masa se enfría y la humedad de saturación cae. Si el valor de la humedad absoluta permanece constante, la humedad relativa crece, cuando ese valor alcanza 100 %, algún reenfriamiento podrá traer como resultado la condensación. El punto de rocío para una masa de aire es la temperatura en la cual comienza la condensación (Fetter, 1994).

La Transpiración: Es el proceso por el cual las plantas continuamente captan agua del suelo y la lanzan hacia la atmósfera. Ese proceso es función de la densidad y del tamaño de la vegetación, muy común en amazonia.

La Evapotranspiración: Es un término introducido que trata los procesos de evaporación y transpiración conjuntamente, una vez que bajo condiciones de campo no es posible separar totalmente la evaporación de la transpiración.

Thornthwaite, define un valor máximo para las pérdidas de agua en un ecosistema por evapotranspiración, denominado Evapotranspiración Potencial. Las pérdidas en su mayoría ocurren en los meses de verano con menor o ninguna pérdida en el invierno. El término

Evapotranspiración Real es utilizado para describir la cantidad de evapotranspiración que ocurre bajo condiciones de campo (Fetter, 1994).

2. Importancia

Esa especificidad de la hidrología amazónica esta inducida por las corrientes continentales, fruto de la evapotranspiración de la masa forestal y por las corrientes de asenso y descenso ocasionadas por el relieve.

Su importancia para el equilibrio del planeta es indiscutible. No en vano, en este bioma se encuentra más de un centenar de trillones de toneladas de carbono y su vegetación libera cada año cerca de siete trillones de toneladas de agua a la atmósfera. Aproximadamente el 20% del volumen de agua dulce de todo el planeta que llega a los océanos procedente de los ríos es del Amazonas. El bioma contiene un tercio de la biodiversidad global y alberga alrededor del 30% de todos los bosques tropicales que quedan en el mundo. Estos datos tan impresionantes no han evitado que el Amazonas, cuya área alcanza los 7 millones de km2 y cubre parte de nueve países, sufriese amenazas. (Da Silva, 2009)

El agua de la lluvia, fuente de vida, el gas carbónico, materia prima principal en la construcción del bosque, la luz del sol, fuente de energía, los nutrientes del polvo del Sáhara, que disueltos en la lluvia alimentan las raíces, el polen en sus miles de formas microscópicas fluctuantes que fertilizan las flores, los insectos voladores y los pájaros, que transportan el polen en busca del néctar, los frutos y semillas aladas, que al distribuirse en el viento garantizan la heterogeneidad protectora, los aromas y hormonas, mensajeros químicos en las comunicaciones próximas y distantes. Aprendemos que la existencia del bosque depende de la salud de la atmósfera. Por su parte, la atmósfera, ese océano gaseoso sobre las copas, con toda su riqueza de fuentes para el bosque.

Con el bosque, la atmósfera protege, regula, conecta, favorece. Sin el bosque la atmósfera sería algo muy distinto, extrema, oscilante, agresiva, poco acogedora. El bosque trae el agua del mar, absorbe la energía del sol, hace circular las masas húmedas por medio de gentiles brisas, filtra contaminantes y recicla el gas carbónico. (Marengo, 2009).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DOCUMENTOS DE INTERES

1. EL AGUA DE LA AMAZONIA: RECURSO ESTRATEGICO PARA LA COMUNIDAD SUDAMERICANA DE NACIONES (CASA) EN EL SIGLO XXI. Bernal, Hernando. 2006

2. AGUA EN LA AMAZONÍA: RECURSO ESTRATÉGICO Y FUENTE DE VIDA. Alvarez, José. 2009

 

 

Volver