Volver
Petróleo

PETROLEO

El petróleo (del griego: πετρ?λαιον, "aceite de roca")´ es una mezcla homogénea de compuestos orgánicos, principalmente hidrocarburos insolubles en agua. También es conocido como petróleo crudo o simplemente crudo.

 

Es de origen fósil, fruto de la transformación de materia orgánica procedente de zooplancton y algas que, depositados en grandes cantidades en fondos anóxicos de mares o zonas lacustres del pasado geológico, fueron posteriormente enterrados bajo pesadas capas de sedimentos. Se originaron a partir de restos de plantas y microorganismos enterrados por millones de años y sujetos a distintos procesos físicos y químicos. La transformación química (craqueo natural) debida al calor y a la presión durante la diagénesis produce, en sucesivas etapas, desde betún a hidrocarburos cada vez más ligeros (líquidos y gaseosos). Estos productos ascienden hacia la superficie, por su menor densidad, gracias a la porosidad de las rocas sedimentarias. Cuando se dan las circunstancias geológicas que impiden dicho ascenso (trampas petrolíferas como rocas impermeables, estructuras anticlinales, márgenes de diapiros salinos, etc.) se forman entonces los yacimientos petrolíferos.

 

Aunque el petróleo existe en toda la cuenca, gran parte de los depósitos explotables se encuentran en el oeste amazónico, y los mayores campos de petróleo y gas están cerca de los Andes en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

El Perú, Colombia y Ecuador tienen oleoductos desde los campos de petróleo hasta las refinerías en los Andes y en la costa del Pacífico. Por ejemplo, el Terminal Yanacu sobre el río Marañón, al norte de la reserva Pacaya-Samiria, es el comienzo del oleoducto del norte del Perú, que transporta el petróleo crudo del Amazonas a través de los Andes. Hay un solo pozo de petróleo en Pacaya-Samiria, y el gobierno conserva derechos de explotar dos áreas dentro de la reserva. (Geoamazonia, 2009)

 

Las reservas de petróleo y gas se encuentran en algunas de las áreas más sensibles en términos ecológicos. Un claro ejemplo de esta situación es la superposición de lotes de exploración petrolera sobre áreas naturales protegidas (ANP). En el Perú, existen operaciones de hidrocarburos en algunas ANP como la Reserva Nacional Pacaya-Samiria, la Reserva Comunal Machiguenga y la Zona Reservada Pucacuro. Además, se están ofertando once lotes para exploración petrolera en áreas protegidas o en áreas de amortiguamiento (Perú: Defensoría del Pueblo 2007). Esta situación refleja la gran presión de la industria del petróleo sobre el ecosistema amazónico.

Cuadro 1. Actividad petrolera en la Amazonia (2006)

  

 

Foto 1. Impactos Ambientales a causa del aprovechamiento del Petróleo